domingo, 17 de septiembre de 2017

Unamuno y Fuerteventura


Resultado de imagen para unamuno fuerteventura



¡Estas soledades desnudas, esqueléticas, de esta descamada isla de Fuerteventura! ¡este esqueleto de tierra, entrañas rocosas que surgieron del fondo de la mar, ruinas de volcanes; esta rojiza osamenta atormentada de sed! ¡y qué hermosura! ¡Sí, hermosura! claro está que para el que sabe buscar el íntimo secreto de la forma,
Desierto es esta solemne y querida tierra aislada de Fuerteventura, una de las islas llamadas Afortunadas y que tiene la fortuna y la hermosura a la vez en su noble y robusta pobreza. 
Tierra desnuda, esquelética, enjuta, toda ella huesos, tierra que retempla el ánimo ¡cuán otra cosa que esos jardines ceñidos de mar donde el hombre se olvida de la tierra y del cielo!




       

viernes, 25 de agosto de 2017

Cerrar los ojos y que la imaginación te lleve

Resultado de imagen para la graciosa

La imagen es de La Graciosa lo sé, pero cuando uno pasea por sus calles o recorre la isla en Jeep no puede evitar viajar al pasado y dejarse llevar por las palabras de Rafael Arozarena. Es como si una máquina del tiempo nos transportara a otra época.

Al fin salimos [....] hacia el campo abierto, hacia la inmensa llanura. El camión emprendió un galope desenfrenado por una carretera recta y terrosa que se perdía lejana en un horizonte de montañas azules y rojizas. A nuestra izquierda la llanura terminaba en el mar y a la derecha se limitaba por una cordillera arenosa, dorada, de curva suave como la giba de un camello. El motor hacía un ruido monótono, continuo, adormecedor. El aire era caliente y el sol que avanzaba en su descenso, se nos metía en los ojos. Volví la cabeza un momento. En el asiento de atrás estaban los dos hombres y la vieja de las legañas. El de la cachimba miraba hacia el lado del mar y el otro contemplaba la muerta, sequerosa tierra. La vieja repasaba las cuentas de un rosario. Al fondo sobre unos bultos, el muchacho de la cesta vacía se había ovillado como un gato y parecía dormido. Dediqué mi atención al color del cielo, a las lejanas colinas, a la extensión del aulagar.

                                                                          Mararía
                                                                           Rafael Arozarena


lunes, 10 de julio de 2017

Y esto es mío


 



La imagen puede contener: 2 personas



Compañera no dejemos que se rompa el lazo
que nos inventamos siendo niños,
 que el tiempo marque en nuestros rostros
la señal de que nada fue en vano.
Compañera huyamos como siempre,
de las etiquetas que marcan las leyes humanas,
 solo los besos, los abrazos
las caricias, las miradas, los hijos,
los pros y los contras, los altibajos
marcan el paso de los años
Compañera sin ti la vida es aburrida,
y la risa es el centro de tu alma,
 perdón por los desagravios,
por los trozos de vida rotos
que luego los recompuso el cariño
Compañera gracias por los sueños cumplidos
y los que quedan por cumplir
porque nos mantienen vivos
 gracias por el deseo
por los besos robados
por el placer de tu cuerpo.
Solo te digo que no hacen falta los números
que testifiquen nuestra unión

solo quiero que el día innombrable
puedan decir mis labios
hasta luego compañera.











miércoles, 5 de julio de 2017

Para Flory, mi compañera y amiga





Si alguien llama a tu puerta, amiga mía,
y algo en tu sangre late y no reposa
y en su tallo de agua, temblorosa,
la fuente es una líquida armonía.

Si alguien llama a tu puerta y todavía
te sobra tiempo para ser hermosa
y cabe todo abril en una rosa
y por la rosa se desangra el día.

Si alguien llama a tu puerta una mañana
sonora de palomas y campanas
y aún crees en el dolor y en la poesía.

Si aún la vida es verdad y el verso existe.
Si alguien llama a tu puerta y estás triste,
abre, que es el amor, amiga mía.




 García Márquez nunca deja de sorprenderme. Encontré este soneto buscando poemas de amor de otros autores y me encontré este bello poema. Por una vez y sin que sirva de precedente no estoy del todo de acuerdo con Gabo, con su contenido en concreto, porque si en algo destaca mi compañera y amiga es que la tristeza en ella no tiene cabida, además de contagiar a los que tiene a su lado. Gracias, no por los veinticinco años, sino por toda la vida...

lunes, 12 de junio de 2017

Me he vuelto a encontrar



Resultado de imagen

De nuestros miedos 
De nuestros miedos
nacen nuestros corajes
y en nuestras dudas
viven nuestras certezas.
Los sueños anuncian
otra realidad posible
y los delirios otra razón.
En los extravíos
nos esperan hallazgos,
porque es preciso perderse
para volver a encontrarse.

                           Eduardo Galeano

  Si algo tiene para mí la literatura, es el poder de reflexión. Un verso, un poema, un capítulo de una novela, un párrafo o una simple línea. Este poema de Galeano tiene ese efecto. el sueño, el delirio, el extravío son la fuerza que nos mantiene vivos. Cierra los ojos, déjate llevar por esa música que te pone los pelos de punta y luego que venga el delirio que venza el miedo. He vuelto a encontrarme. Gracias Galeano.

viernes, 26 de mayo de 2017

Alguien vino en 1999


Resultado de imagen para imagenes de manos de bebes


Perdido
                                             para Héctor

Morder tierra, apartar tierra, escupir tierra para poder tenerte entre mis brazos. Soñar como sueñan los niños, como sueñas tú con una sonrisa cómplice que dices que estás ahí, siempre conmigo.
Hombres verdes, mujeres verdes, mirándote; y una mujer llorándote, mi niño, mi niñito. Comer tierra, tragar tierra y luego tú, escarbando mi corazón de tierra.
Sonrisas, muchas sonrisas, innumerables sonrisas que te esperan, y te dicen, mi niño, mi niñito; y el padre mirándote, yo mirándote entre cabezas extrañas, detrás de las sonrisas que te buscan.
Luego la música que empaña los cristales, la música que vuela por tus sueños y me llena de esperanza, la música de mi niño, mi niñito, para convertirse en tierra que aparto, que vuelco, amaso y destrozo.
Has venido a mi armado con tu fuerza infantil, a buscarme, a sacarme del lago perdido, del bosque oscuro en que se ha convertido mi corazón, has luchado por mí, y me duele no haber sido yo. Has llegado hasta aquí empujando con la fuerza de tu sonrisa, con la convicción  que nos asegura lo que somos, padre e hijo; y no lo duda el aire, ni el mar, no lo duda nadie.
¿Cuánto me has dicho? ¿Cuánto hemos hablado sin palabras? Mi niño, mi niñito,,, por fin he quitado la tierra, la tierra de los ojos, los oídos, la tierra del corazón de tierra, la tierra de tu cuna, de mi cama.
Ahora como risa, bebo risa sueño risa, y espero tu corazón al lado del mío, contagiado de tu risa.


                                                                                                                    Octubre 1999


En 1999 llegó Héctor, junto con Adriana completaron nuestra pequeña familia. Gracias a mi sobrina Raquel que tenía este homenaje que había perdido. Espero que guste.


miércoles, 3 de mayo de 2017

Me gusta, no me gusta


La literatura o los escritores no pueden llevar la etiqueta de quién es mejor como el balón de oro. Lo único que podemos decir es me gusta más o menos. Este poema de Neruda va por María y por nuestros piques en clase, sobre si era mejor García Márquez o Neruda, bendita discusión, ojalá fueran todas así, y no estaríamos hablando de vaguedades.


ME gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.
Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.
Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.
Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.
Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.